Cookies sin huevo, sin leche y sin frutos secos

Cookies sin huevo, sin leche y sin frutos secos
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
95 cookies de 6cm de diametro 15 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
15 minutos 24 horas
Raciones Tiempo de preparación
95 cookies de 6cm de diametro 15 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
15 minutos 24 horas
Cookies sin huevo, sin leche y sin frutos secos
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
95 cookies de 6cm de diametro 15 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
15 minutos 24 horas
Raciones Tiempo de preparación
95 cookies de 6cm de diametro 15 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
15 minutos 24 horas
Ingredientes
Raciones: cookies de 6cm de diametro
Instrucciones
bol de las harinas
  1. Mezclamos, en un bol secundario, las harinas con el bicarbonato, el impulsor químico.
bol noegg
  1. Mezclamos, en otro bol secundario, la vainilla con el equivalente que marque el fabricante del noegg para dos huevos.
Preparación de la masa
  1. Mezclamos en el bol principal, la margarina líquida con los dos tipos de azúcar hasta que esté bien mezclado.
  2. Agregamos el contenido del bol noegg y seguimos mezclando hasta que se integre.
  3. Agregamos el contenido del bol de las harinas y seguimos mezclando hasta que quede una masa homogénea.
  4. Agregamos el chocolate y seguimos mezclando hasta que el chocolate esté repartido uniformemente.
  5. Dejamos la masa en la nevera durante 24h para que se mezclen bien los sabores y los químicos se preparen.
Preparación y hornear
  1. Hacemos una galleta de la medida que nos interese para calcular el volumen. Una vez hecha la chafamos y hacemos una bola.
  2. Con la masa hacemos bolas del mismo tamaño o peso. Con bolas de 15gr me salen galletas de 6cm de diametro. Con bolas de 10gr de 5cm. Si son de 7gr me salen de 4,5cm.
  3. Las distribuimos equidistantes, pensando que cuando se vayan cociendo la masa se irá 'deshaciendo' y tomando la forma plana de la galleta que queremos.
  4. Ponemos la bandeja en el horno precalentado a 180ºC y esperamos a que estén doradas. Normalmente con unos 15 minutos ya basta.
  5. Sacamos las galletas del horno y esperamos un momento a que se endurezcan para pasarlas a una rejilla para que se enfríen sin ponerse blandas.
Notas de la receta
  1. La diferencia entre dejar o no reposar 24h la masa se notará en el gusto. Los gustos se potencian dejando reposar la masa.
  2. Un día se me pasó y las dejé 28 minutos y se tostaron un poco, pero estaban igualmente buenas. Los del tiempo es muy flexible.
  3. Ten en cuenta que si en vez de la típica bandeja de horno utilizas una superficie de silicona tardarán más en hacerse.
Comparte esta receta
 

Galletas crujientes, sin huevo, sin leche, sin frutos secos y sin sal

Galletas crujientes, sin huevo, sin leche, sin frutos secos y sin sal
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
40 (según grueso) 18 minutos
Tiempo de cocción
12 minutos
Raciones Tiempo de preparación
40 (según grueso) 18 minutos
Tiempo de cocción
12 minutos
Galletas crujientes, sin huevo, sin leche, sin frutos secos y sin sal
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
40 (según grueso) 18 minutos
Tiempo de cocción
12 minutos
Raciones Tiempo de preparación
40 (según grueso) 18 minutos
Tiempo de cocción
12 minutos
Ingredientes
Raciones: (según grueso)
Instrucciones
Sustituto del huevo
  1. Mezclamos, en un bol aparte, el lino con el agua hasta que todo el lino este integrado en la masa mocosa resultante (si lo haces chafando con un tenedor se integra rápido)
El resto
  1. Encendemos el horno a 180 grados para no tener que esperar luego.
  2. Batimos con varillas metálicas la mantequilla y los azúcares hasta que se haga una pasta uniforme.
  3. Añadimos el moco de lino a la pasta de la mantequilla con los azúcares y seguimos batiendo hasta que se mezcla totalmente. A ser de textura mocosa cuesta un poco, pero tiene que integrarse en la masa.
  4. En otro bol mezclamos la harina con el bicarbonato y lo que pongamos de sabor y lo vamos añadiendo a la pasta que ya tenemos. Observación: Enseguida pasará de pastoso a masa, así que mejor dejar de batir y hacerlo a mano, pero los 3 primeros ingredientes si es importante batirlos para conseguir burbujitas dentro de la pasta.
  5. Una vez tenemos una masa que, aunque se rompa fácil, tenga una textura uniforme (es decir, todos los ingredientes estén repartidos por igual), podemos empezar la masa para el horno. Consejo: Si la masa ha quedado poco consistente (no debería), júntala toda en una bola, envuélvela con film (ese plástico transparente de cocina tan delgadito) y déjala en la nevera hasta que se ponga dura.
  6. Estirar la masa uniformemente en un papel de horno con el rodillo y hornear durante 12 minutos. Preferiblemente mejor en bandeja que en rejilla para que no se marque la rejilla. Consejo 1: Para que quede uniforme puedes poner un listón a cada lado para que se apoye el rodillo. La pega es que el ancho del rodillo puede limitar el ancho útil de la masa. Consejo 2: Si la masa se te engancha al rodillo (a mi me pasa siempre), Puedes usar otro papel de horno para ponerlo entre la masa y el rodillo. Además, como es transparente vas viendo hacia donde te interesa ir estirando la masa para aprovechar al máximo el espacio. Consejo 2.1: CUIDADO al sacar última hoja de papel que has puesto. Sácala muy poco a poco y si ves que la masa se le engancha desengánchala enseguida, con cuidado y cariño. Tómate este punto con paciencia. Si tienes problemas, siempre puedes juntar la masa otra vez y volver a estirarla. Consejo 3: Si intentas hacer figuras, lo más probable es que al desengancharlas se te fastidien. Lo que yo hago en cortar con un cortapizzas la masa a cuadraditos, así después es más fácil romperla en formas más o menos homogéneas. Para que luego sea más fácil separarlas, puedes cortar la masa con algo más grueso, aunque a mi, cuando lo he hecho, me han quedado los bordes más feos porque si no rueda como el cortapizzas lo que hace es arrastrar un poco la masa y no he conseguido algo que ruede y a la vez sea grueso. Si por lo que sea haces en una misma bandeja diferentes piezas, piensa en separarlas ya que al cocerlas crecen un poco y se podrían enganchar. Consejo 4: Si las quieres muy, muy delgadas, puedes amasar directamente, sin los listones. Si lo haces así y amasas al máximo te saldrá una masa delgada como un papel y crujientes (Buenísimas !!!)
  7. Verás que se hinchan un poco y al hacerlo se desdibujan un poco los cortes. Es lo normal. En mi horno son 12 minutos a 180º, pero como puede cambiar según el horno te digo que el momento de sacarlas depende de como quieras de crujientes que queden, pero si las sacas cuando se empiezan a oscurecer (no a ponerse marrones ni negras !!!) quedan bien. Cuando salen aun son blandas. Hay que dejarlas enfriar un momento y Se ponen crujientes enseguida. Un día las saqué antes de tiempo y a los 5 minutos de estar fuera del horno aun no se ponían crujientes, pero las volví a poner en el horno un rato y funcionó !!!
Comparte esta receta